Lunes, 19 de Marzo

Sobrevivientes de abuso convierten su más profundo tormente en arte y montan una expocisión

Por Claire Osborn
Austin-American Statesman 
Lunes, 19 de Marzo, 2001

Uno esta lacerado con marcas de quemaduras, clavos sobresalen del centro rojo oscuro de otro.  Una camiseta rota de niño cubre las orillas rasgadas de un tercero.

Estos son algunos de los treinta y cuatro corazones de madera decorados por Tejanas/os quienes han sido víctimas de abusos sexuales y de consejeras que trabajan con ellas/os.  Los corazones se encuentran en la exposición hasta el día 31 de Marzo en la Galería de Arte La Peña, que se localiza en el 227 de la Avenida Congress. 

La exposición se llama "Corazón Lastimado, Sanando el Corazón Herido."  Ver la exposición puede ser una experiencia abrumadora, algunos corazones se encuentran cubiertos de cemento y otros perforados con grapas.  Otros muestran fotografías de las víctimas y sus dolorosas historias. Uno de ellos lee así: "He tratado de lavar su crimen, su olor, sus violaciones, pero lo único que se logro arrasar fue mi inocencia." "Una vez que la esperanza muere también muero yo, vivir as es morir."  Los corazones no decorados, fueron enviados a los diferentes Centros de Crisis por Violación en Tejas por medio de la organización de Arte Latina La Peña, que colaboró con La Asociación de Texas en Contra el Asalto Sexual para montar la exposición. Los organizadores esperan que estos corazones sean de inspiración para la gente y ayuden a combatir el abuso sexual. 

Laura Zárate, coordinadora de la exposición nos comenta, "Es muy probable que alguien tenga a un ser amado o que conozca a un/a compañero/a de trabajo que sea sobreviviente. Los mensajes que se muestran en los corazones que han sido creados por 26 mujeres, dos hombres y seis consejeras, ofrecen historias conmovedoras acerca de la violación, coraje, tristeza  y sanasen.  Uno lee: "Yo recuerdo que él me perseguía y recuerdo que sentí miedo pero no recuerdo que pasó después."  La joven que lo escribió tenia menos de 8 años de edad cuando su hermano abuso de ella.  El corazón que ella creó, esta cubierto con una camiseta rota de ni o, tiene el centro rojo y rasgado, y a un pequeño sentado en el borde.

"Lucharé en contra de él, y todos ustedes que piensan que la violación es aceptable.  Lucharé contra todos con mucha más dureza que en la noche en que me violaste y continuaré luchando hasta que ganemos, porque algún día quiero ser madre de una niña y no quiero que ella conozca lo que yo sé."  El mensaje es enviado por una niña que fue violada cuando contaba con 13 años de edad. Zárate dice, “Más del cincuenta por ciento de aquellos que enviaron su arte fueron abusadas entre los 15 años o más jóvenes.  Yo soy una sobreviviente adulta de incesto. En verdad te deja cicatrizada para la vida, pero puedes sanar y seguir adelante.”  Zárate presentó un corazón decorado con diferentes tamaños de clavos, clavados con mensajes atados.  Los mensajes representan eventos que desencadenan malos recuerdos del abuso, los cuales incluyen "Cumpleaños Familiares" " El Tatuaje de un Perro" y "Uniformes Militares." La exposición representa el tipo de dolor que usualmente la gente no quiere discutir, comenta Cynthia Perez, directora de la Galera La Peña. Tradicionalmente, la gente se niega a ver esto.

Bess Green una consejera para niños, que trabaja en el Centro de Crisis Familiar en Bastrop, envió un corazón decorado con flores artificiales con las siguientes palabras pintadas atravesándolo: "Le conté a un adulto.  Pasé la prueba del polígrafo. Nada sucedió."  Green cuenta que muchas veces cuando los niños reportan haber sido violados, nadie les cree.  "El setenta y cinco por ciento de los niños no le cuentan a nadie porque es más probable que sea alguien que ellos conocen, y resultar a en un cambio dramático en la situación familiar."  "Podrán perder a la persona que los mantiene o podrían ser el principio de una guerra civil."

Aun aquellos que acuden a la policía no siempre encuentran alivio. Uno de los corazones, lacerado con gruesas marcas de quemadura, tiene atado pedazos de pergamino con las historias escalofriantes de dos mujeres - una violada por lo menos 15 veces - y la cual no obtuvo mucha simpatía o ayuda del sistema de justicia.

Kitty Kahn, quien junto a sus dos hijas adolescentes, visitaron a la exposición con el fin de enseñarles cómo protegerse en contra del abuso; se detiene frente al corazón quemado y lee su historia.  Kitty comenta: Creo que esta exposición es maravillosa.  Ella trabaja para el programa de Planeación Familiar en la ciudad de Houston.  A menudo, mujeres que acuden a planeación familiar, jamás han discutido los abusos sexuales sufridos a lo largo de su vida. Muy a menudo vemos mujeres que nunca dicen nada hasta que enfrentan problemas en su matrimonio o con su pareja  ella dice. Nadie habla de eso. 

 

principal | sobre Arte Sana | servicios | informacion | recursos


Copyright © Arte Sana. Derechos Reservados. Términos de Uso.