El terrorismo contra las mujeres debe recibir el mismo tratamiento de Estado que el terrorismo político, sostienen las organizaciones

Madrid, 6 de septiembre del 2002 (Lola Pérez Carracedo/Mujeres en Red/Tertulia).

Sin una Ley Integral contra la Violencia de Género se seguirá considerando la muerte de las mujeres como un asunto de poca importancia y no se atajará la raíz ideológica del problema.

Así lo mantienen las representantes de la Red de Organizaciones Feministas contra la Violencia de Género de España, que a partir del próximo martes abre un nuevo frente para exigir a los poderes públicos la aprobación de una ley. Las asociaciones se dirigirán a la ciudadanía para que se implique en esta lucha y acabar así con la tortura, violación y asesinato de las mujeres.

"¡Cuidado!: El machismo mata" y "Contra la violencia de género, Ley Integral" son los lemas de la campaña informativa que pondrá en marcha la Red y que arrancará tras la discusión en el Parlamento de la propuesta de ley presentada, hace 10 meses, por el grupo socialista. Las asociaciones feministas apoyan firmemente este proyecto, ya que se trata de "la ley de las mujeres" porque en su redacción se ha tenido muy en cuenta la experiencia de las organizaciones.

Para la admisión a trámite de este proyecto son imprescindibles los votos del Partido Popular (PP), y a éste han hecho hoy un llamamiento las organizaciones de mujeres, para que el partido en el gobierno demuestre que realmente está comprometido en acabar con la violencia de género. "No apoyar el proyecto de ley es utilizar la violencia de género como una mercancía política y el PP tiene que considerar que nueve millones de votos son menos que 20 millones de mujeres", ha sostenido Ángeles Álvarez, presidenta de Enclave Feminista, durante la presentación de la campaña.

Los planes y medidas puestos en marcha hasta ahora se han demostrado absolutamente ineficaces porque la violencia de género no se ha considerado un asunto de Estado. La aprobación de una ley supondría la coordinación de todos los recursos del Estado y abordar el problema a largo plazo y desde la única óptica de la protección de los derechos humanos de las mujeres.

"Quienes dicen NO a la ley tienen una mentalidad que apoya que el machismo mata", ha afirmado Ana María Pérez del Campo, presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas, asociación miembra de la Red. Según Cristina del Valle, de la Plataforma de Mujeres Artistas, no aprobar la ley supone que la violencia de género seguirá siendo considerada como "un problema de puertas para adentro".

La Red de Organizaciones Feministas contra la Violencia de Género ha convocado una concentración el próximo martes a las 4 de la tarde en las puertas del Congreso de los Diputados para impulsar una ley que, de admitirse a trámite, habría de contar con las mejoras que expondrán a los distintos grupos parlamentarios. La Red tiene previsto reunirse en los próximos días con los secretarios generales de los partidos con representación parlamentaria y con los presidentes autonómicos; también asistirán representantes de organizaciones de mujeres de las diferentes comunidades autónomas que trabajan para erradicar la violencia de género.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Madrid, 6 de septiembre del 2002 (Anabel Díez/El País/Tertulia).

Todos los grupos de la oposición parlamentaria apoyarán el próximo martes en el Congreso la proposición de ley del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) contra la violencia de género, cuyo debate el próximo día 10 en el Pleno del Congreso marcará el inicio del curso parlamentario.

El maltrato de las mujeres o "terrorismo doméstico", como lo denominaron ayer el portavoz parlamentario del PSOE, Jesús Caldera, e Izquierda Unida, Felipe Alcaraz, ha sido considerado estos días como un asunto de la mayor gravedad tanto por el gobierno como por la oposición, pero no parece que en la sesión del martes se vaya a alcanzar un acuerdo.

En principio, el Grupo Popular no apoyará esta iniciativa del PSOE, a la que se han sumado Izquierda Unida, Convergència i Unió (CiU), Partido Nacionalista Vasco (PNV), Coalición Canaria y el Grupo Mixto. Todos los portavoces se han comprometido con Jesús Caldera a apoyar la toma en consideración de esta proposición. Ahora bien, si el Partido Popular (PP) no la acepta, habrá que esperar a que el gobierno presente alguna iniciativa.

Los intentos realizados en las últimas horas por el portavoz del PSOE, Jesús Caldera, en conversación privada con el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Eduardo Zaplana, para conseguir un acuerdo con el PP no han surtido efecto. Las fuentes socialistas informantes aseguran que la conversación entre Caldera y el ministro fue "cordial y fluida" pero sin resultados prácticos. En el Ministerio de Trabajo se indicó ayer, según informa Europa Press, que el ministro trató de ponerse anteayer en contacto con el líder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, pero que fue Caldera quien respondió la llamada, al encontrarse Zapatero en un acto público. Caldera pidió al ministro que convenciera al Grupo Popular para que apoye el martes esta proposición que es un punto de partida para, después, en el trámite de comisión, discutirla, debatirla, enmendarla y, en suma, escuchar los criterios de todos los grupos, singularmente del PP, para llegar a un texto acordado. "He ofrecido sinceramente al ministro Zaplana un acuerdo", declaró ayer Caldera.

UNA LEY INTEGRAL. El dirigente dirigente socialista aseguró que el ministro le pidió que el PSOE retirara su proposición. "Le dije que ésa no era una solución porque nuestro proyecto, de una ley integral, está muy trabajado, después de escuchar a todos los colectivos implicados", explicó Caldera. Zaplana quedó en responderle en las próximas horas. Desde el Ministerio se indicó ayer que su titular quiso explicar a los socialistas las razones por las cuales no podía apoyar el texto socialista, cuya artífice principal ha sido la diputada y responsable federal de Igualdad, Micaela Navarro.

La llamada por el PSOE Ley Orgánica Integral contra la Violencia de Género prevé cambios en el Estatuto de los Trabajadores para ampliar los derechos laborales de las víctimas de la violencia; modifica la ley de ayudas y asistencia a víctimas de delitos violentos para incluir un Fondo de Garantía de Pago de Alimentos y crea juzgados especiales de Igualdad y Asuntos Familiares. Prevé la creación de Servicios de Atención a las Víctimas de Violencia de Género y centros de emergencia y recuperación para la atención psicológica, legal y social.

 

principal | sobre Arte Sana | servicios | informacion | recursos


Copyright © Arte Sana 2001. Derechos Reservados. Términos de Uso.